Himno de Cienfuegos

Letra del Himno de Cienfuegos

En tu escudo, Cienfuegos, aún brillan
las palabras de austera virtud
con que el prócer de Jagua ha nimbado
tu blasón y tu historia de luz.
Gloria a ti, la ciudad laboriosa,
y a tus campos amados del sol!…
Pueblo grande de Dios bendecido
por tu fe, tu trabajo y tu unión.
Recios nautas a Cuba trajeron,
con la espada y la cruz nueva luz,
y con solo su unión consiguieron
imponernos la espada y la cruz!…
Almas libres de América, ardiendo
en afanes de liberación,
empapando de sangre la tierra,
libres fueron con sólo su unión.
Libres ya, y olvidando el agravio
procurando el patriótico bien,
rompió el suelo y echó la simiente
en el surco el jagüero doquier…
(se repite el coro)
Hace un siglo!… Tendida en la costa
cual sultana del mar, tu perfil
fue adquiriendo contornos de grande;
tu grandeza fue tu único fin…
Por tu fe ya la patria te aclama;
por tu unión eres voz en la fama;
y tu rudo trabajo, recama
en tu escudo tu lema de luz.
Y así, noble, ubérrima y libre,
siempre ansiosa de paz y de amor,
por la clara visión de sus hombres
es Cienfuegos la amada del sol.
(se repite el coro)