Cable Inglés

Las comunicaciones con el exterior de la isla de Cuba en 1898 se realizaban mediante cables submarinos. El único que llegaba desde el norte enlazaba La Habana con Key West, y estaba por supuesto bajo el control de los americanos.
En la costa sur un conjunto de cables estaban tendidos a lo largo de la costa desde Batabanó (sur de la habana) hasta Cienfuegos y desde allí a diferentes pueblos hasta Manzanillo. Desde Manzanillo a Santiago la comunicación se hacía mediante heliógrafos. Un tercer cable submarino enlazaba directamente Cienfuegos con Santiago de Cuba doblando Cabo Cruz. Desde aquí salían líneas hacia Guantánamo y desde aquí a Cabo Mole en Haití y desde Santiago a Punta Morán en Jamaica.
Durante la guerra el cable adquirió una importancia estratégica, porque  después de establecido el bloqueo se convirtió en la única vía de enlace de la colonia con la metrópoli. Esto dio origen a repetidos intentos de las fuerzas norteamericanas de cortar este cable y así aislar por completo a Cuba, solo con un éxito parcial, porque aunque cortaron varias líneas, no lograron interrumpir de manera total las comunicaciones.

Extractado del libro Operaciones Navales de G. P. Cervera.