Etecsa

Robo de saldo o ingenuidad timada

En materia de robo de cuentas nautas el mejor antídoto contra los defraudadores es el seguimiento óptimo de las recomendaciones para la navegación segura, pues detrás de una estafa asociada a este servicio, está casi siempre la acción irresponsable o ingenua de un usuario.

Una historia real: la llegada de la wifi a la comunidad de Villa Nueva, en la ciudad de Holguín, trajo regocijo a la muchachada. Aparejado al dispositivo para la conexión pública a internet apareció también “el socio del connectify” (aplicación que permite, desde una sola cuenta, compartir la conexión entre varias personas) que sedujo a varios con su oferta de enlace a precios más bajos.

Algunos “mordieron el anzuelo” al convertirse en sus asiduos, hasta que un día “el socio del connectify” se esfumó y con él las cuentas de la clientela se volvieron volátiles.

Augusto César Parra Ramos, especialista de Protección al Consumidor en la Empresa de Telecomunicaciones (Etecsa) en Holguín, tiene entre sus funciones lidiar con usuarios víctimas de estafas de sus horas o minutos. Asegura que durante el 2018 se registraron sólo 15 denuncias, “pero sabemos que son muchos más casos. Las personas no ponen en nuestro conocimiento la infracción, lo cual crea impunidad”.

Algunos alegan que no tiene sentido acudir a Etecsa a denunciar, pues allí el procedimiento es solo cambiar la contraseña del usuario, algo que cada cual puede hacer. Pero es válido aclarar que cuando se trata de transferencia ilegal de saldo sí es posible detectar al o los culpables y se establece compensación de saldo, siempre y cuando se compruebe que no se transgredió lo pactado con Etecsa, como no conectarse a través de terceros.

Atender clientes timados le ha permitido a Parra conocer los modos en que operan hackers o defraudadores: “La estafa consiste en que desde las inmediaciones del parque o en la propia zona de cobertura wifi se colocan puntos de acceso (AP) falsos mediante los cuales los hackers proyectan un portal Nauta que, aun cuando contiene la misma imagen oficial de Etecsa, es sólo una pantalla por detrás de la cual corre una aplicación informática que toma y registra las credenciales de usuario.

“A partir de que el usuario entra en el portal falso se dan varias situaciones. Una es que al no poder conectarse, la persona siga intentándolo hasta recibir la señal de los AP de Etecsa, para entonces percatarse de que su cuenta está en uso y que un desconocido, desde otro dispositivo, le está navegando sus minutos u horas. Otra circunstancia es hacer transferencias indebidas de su saldo hacia otra cuenta. Una de las prácticas más comunes es el uso de los connectify”.

Iliana Fernández, especialista en comunicación institucional en Etecsa, recomienda buenas prácticas para garantizar una conexión segura desde los sitios wifi públicos y para lo cual se cuenta con certificados de seguridad acorde con los estándares internacionales en el portal de autenticación nauta y en los navegadores que se utilizan con frecuencia en los diferentes dispositivos.

Entre estas maneras correctas de actuar indica conectarse solamente a la red inalámbrica WIFI_ETECSA en los sitios wifi, siempre como usuario de Etecsa y no a través de otras personas o aplicaciones para abaratar la conexión, lo cual afecta la calidad y expone su seguridad.

Otro consejo es no conectarse cuando aparezcan ventanas con advertencias de seguridad alertando problemas con el certificado del sitio, pues es posible que alguna persona intente robar sus credenciales.

Tampoco es beneficioso compartir nombre de usuario y contraseña y sí cambiar esta última periódicamente. Nunca aceptar propuestas de transferencias de saldo de desconocidos en los sitios wifi pues pudiera inmiscuirse en robos de cuentas y verse involucrado en la investigación por fraude. Es conveniente solicitar el reseteo o bloqueo de la cuenta nauta de acceso permanente a través del 118.

Una fuente razonó que en nuestro Código Penal no se registran las infracciones en el campo de la informática y por tanto las operados han sido como delitos comunes. A pesar del avance de la informatización de la sociedad tampoco existe aún una ley para las comunicaciones por lo que está abierta una brecha para que inescrupulosos utilicen sus conocimientos para ganar dinero a través del desfalcó.

No queda otra que aplicar las buenas prácticas o emplear aplicaciones legales como la ETK creada por Héctor Cruz, ingeniero informático holguinero, premiada en dos ocasiones en el concurso TuAndroid, y que tiene entre sus bondades advertirle al usuario cuando está conectado directamente a la Wifi-ETECSA o si pasa por un intermediario, por lo cual constituye una herramienta válida para prevenir que inescrupulosos le roben el saldo.

autora: Maribel Flamand Sánchez

Publicado en el sitio de CUBADEBATE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *