Meteorología,  Nacionales

Alertan sobre la influencia de los vientos de cuaresma

La Jefatura de Tropas Guardafronteras de la República de Cuba alerta que los «vientos de cuaresma», que soplan en los meses de marzo y abril, pueden crear situaciones de riesgo en el mar

A estar atentos sobre la influencia de los «vientos de cuaresma» llama la Jefatura de Tropas Guardafronteras de la República de Cuba. En una nota llegada a la redacción de Granma, este cuerpo, que cumple funciones como Centro Coordinador Marítimo de Búsqueda y Salvamento, alerta que estos vientos cálidos y fuertes del sur, que soplan en los meses de marzo y abril, pueden crear situaciones de riesgo en el mar.

Explica el comunicado que los vientos de cuaresma ocurren en esta época por los importantes cambios de la presión atmosférica que se producen. Los vientos del sur más fuertes se originan mientras la presión atmosférica sea más baja en la baja extra-tropical, y más alta en el centro de altas presiones.

Las situaciones de peligro pueden producirse cuando estos fuertes vientos del sur persisten por algunas horas, lo cual puede ocasionar acumulaciones de agua de mar en la costa sur del occidente y centro de Cuba y producir inundaciones costeras a lo largo de dichas costas, precisa la Jefatura de Tropas Guardafronteras.

En estos casos, el aumento de la fuerza del mar afecta la navegación en embarcaciones menores en zonas de la costa sur, mientras que en la costa norte las embarcaciones menores deben navegar cerca del litoral, por si ocurre cualquier avería, debido a que estos vientos las harían derivar rápidamente en dirección al norte, alejándolas de tierra y de la posibilidad de una asistencia rápida.

La recomendación para prevenir accidentes marítimos u otros daños es, por tanto, que los pescadores y tripulantes de embarcaciones se informen de la previsión meteorológica de la zona donde pretenden navegar, evitando la salida en caso de mal tiempo o mala visibilidad. Además, el comunicado llama a adoptar todas las medidas de seguridad necesarias con vistas a disminuir los riesgos para la vida, como pueden ser conocer el estado de salud de la tripulación, garantizar las comunicaciones con los medios disponibles y dejar aviso en tierra acerca de su plan de navegación, así como datos de la embarcación.

Ante una emergencia, concluye la nota, pueden establecer comunicación a través del número único 107, con el Centro Coordinador Marítimo de Búsqueda y Salvamento.

publicado en el sitio WEB del periódico Granma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *