Cementerio Tomás Acea

Cementerio Tomás Acea

Inaugurado el 21 de noviembre de 1926 con parte del capital que dejó al morir la señora Francisca Tostes García, viuda del acaudalado cienfueguero Nicolás Salvador Acea y de los Ríos, de cuyo hijo Tomás se le dio nombre a este recinto funerario.

A pesar de haber sido construido para los pobres, hay todo un derroche de esculturas monumentales hechas con mármol de Carrara, de alta calidad, traído desde Italia.

El proyecto y ejecución de la obra estuvo a cargo de los ingenieros Pablo Donato Carbonell y Luis Felipe Ross, los que se inspiraron en las ideas más modernas de la época sobre la construcción de camposantos, que dio como resultado un hermoso cementerio-jardín donde las bóvedas, mausoleos y tumbas se integran armoniosamente en el paisaje.

El área total del recinto es de 17.6 hectáreas y está parcelado en diferentes secciones unificadas a través de avenidas interiores con diversas especies de árboles que dan el nombre a cada una de ellas: Los Pinos, Los Tamarindos, Los Cipreses, entre otros.

En el Cementerio Tomás Acea descansan personalidades de la historia, la cultura y las ciencias de la localidad. Además, se destaca desde el exterior por la impresionante fachada de su edificio central, que es expresión elocuente de la arquitectura del período republicano en la Isla.

Interior del Cementerio

Interior del Cementerio

Existen muchos monumentos funerarios de gran valor cultural entre los que destacan los de familias encumbradas y artistas famosos de la localidad como lo es el de la eminente actriz Luisa Martínez Casado, el de los veteranos de la Guerra de Independencia y el mausoleo dedicado a los mártires del 5 de septiembre de 1957, cuando la sublevación de marinos y civiles contra la dictadura de Fulgencio Batista. Este mausoleo fue diseñado por el escultor Evelio Lecuor y los arquitectos Daniel Tabeada y Enrique Capablanca. Asimismo, sobresale el monumento a los cienfuegueros que derramaron su sangre en países africanos en el cumplimiento de misiones internacionalistas.

Otro sitio ocupa hoy el obelisco que recientemente se inauguró dedicado a Juan Luis Lorenzo De Clouet, fundador de la antigua Villa Fernandina de Jagua en 1819, cuando al frente de un grupo de colonos franceses se asentó en la Península de Majagua y le dieron este nombre a la villa en honor al Rey de España, Fernando VII.

fuente: (https://www.ecured.cu/Cementerio_Tom%C3%A1s_Acea)